Carolina De Bassi diseña joyería contemporánea a partir de materiales diversos.  Este proyecto surge como proceso lúdico de experimentación, basado en la idea de transformar materiales de descarte en joyas.

Así, se propone generar una reflexión en torno a la reutilización y resignificación de los desechos, y al desafío de transformarlos en nuevos objetos con una nueva impronta.

Como diseñadora comprometida con su entorno, realiza sus productos con sensibilidad ecológica, aprovecha los recursos disponibles y así minimiza el impacto ambiental.

Su formación como arquitecta le permite un acercamiento lúcido y delicado a los más diversos materiales. La materia prima de su joyería incluye remanentes de obra, de la industria textil, de la marroquinería, etc.

En sus diseños, la reutilización y el reciclado cobran un nuevo sentido que los aleja del desecho,  los acerca a la belleza, y propone nuevas formas y texturas.

El diseño es distintivo y protagonista. Utilizado como herramienta de transformación logra un producto de gran innovación morfológica.

La producción artesanal genera piezas individuales e imperfectas, y les otorga una impronta particular que las diferencia y caracteriza.

EXPERIMENTACIÓN

Los procesos proyectuales lúdicos  la acercan al conocimiento del material y a sus posibilidades morfológicas.

El proceso productivo se da en una lógica de sustentabilidad y recuperación de materiales.

W FILO AROS LIANAS + CABLES.jpg

La forma deviene del estudio del material.

La belleza se encuentra en la recuperación, en la modificación, e incluso en el error.

"No me opongo a la forma, sino solo a la forma como fin en sí. (...)

La forma como fin cae siempre en formalismo.

Pues esta búsqueda no se orienta hacia una estructura interna, sino hacia un aspecto externo.

Pero sólo un interior vivo posee un exterior vivo.

Sólo la intensidad vital posee intensidad formal.

Todo cómo se apoya en un qué.

Lo informe no es peor que lo excesivamente formado.

Lo uno no es nada, lo otro es apariencia.

Una forma real presupone una vida real.

Pero no un haber sido ni un haber pensado.

Este es el criterio.

No valoramos el resultado, sino el punto de partida del proceso creativo"                                                                                                             

                                                                              Texto de Mies Van der Rohe